SATSE rechaza la afirmación de que la ratio de pacientes por enfermera en Soria es superior a la media europea

21 septiembre 2022

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Soria rechaza el cómputo realizado por el Consejo de Enfermería sobre la cifra de enfermeras en la provincia de Soria porque en él se han tenido en cuenta las enfermeras jubiladas y sin actividad asistencial.

Ante las informaciones que aluden a que la provincia de Soria supera la media europea en la ratio de pacientes y enfermeras, SATSE afirma que las cifras aportadas por el Consejo de Enfermería no reflejan la realidad y las dificultades asistenciales que se están produciendo en Soria por la falta de enfermeras suficientes para cubrir las necesidades del sistema sanitario y sociosanitario, tanto en Atención Primaria, como en Especializada, donde cabe recordar que sigue habiendo un hospital como el Virgen del Mirón, en el que hay unidades con una sola enfermera para 27 camas. La ratio segura es de 6-8 pacientes por enfermera.

Asimismo, estas unidades cuentan con pacientes que requieren en numerosos casos de bastantes cuidados. Son pacientes pluripatológicos y con diversas dolencias que no pueden ni deben ser atendidos solo por una enfermera.

Lo mismo sucede con el ámbito de los Servicios Sociales, donde este verano se han tenido que anular vacaciones y permisos de las enfermeras y enfermeros porque no había suficientes profesionales para cubrir esas ausencias, sobrecargando de trabajo y repercutiendo en los profesionales enfermeros un problema que debe resolver la administración.

SATSE Soria recuerda también que, por ejemplo, la Residencia Los Royales contaba el pasado mes de julio con una sola enfermera en el turno de tarde, profesional que debía asumir la atención de más de 170 residentes, la mayoría pluripatológicos y con un alto grado de dependencia. Los profesionales y familiares de los residentes se concentraron entonces en la puerta del centro por esta situación, ya que no había personal para sustituir a las enfermeras y enfermeros que cogían sus vacaciones y, además, había un brote de Covid-19.

El Sindicato de Enfermería recuerda que hay estudios internacionales que conluyen que cuando la ratio se sitúa en torno a 10 pacientes por enfermera, el riesgo de mortalidad puede aumentar 1,37 veces en comparación con una asignación menor de pacientes por cada enfermera, y por cada incremento de un 10% en número de enfermeras en unidades de hospitalización general, disminuye en un 7% la probabilidad de que muera un paciente hospitalizado.

SATSE Soria pone de manifiesto, asimismo, en que no solo se pueden tener en cuenta las cifras absolutas, sino también otras variables que inciden en la asistencia y en que la necesidad de más enfermeras sea más acuciante, como es el hecho de la enorme dispersión geográfica con que cuenta la población de la Comunidad y que hay que dar cobertura asistencial a toda la ciudadanía, independientemente de su lugar de residencia.