SATSE León: “El verano, lejos de ser un respiro, ha supuesto un mayor agotamiento para las enfermeras, que están al límite”

02 septiembre 2021

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en León denuncia la situación insostenible a la que las administraciones han llevado a las enfermeras de esta provincia, que lejos de haber tomado aire en este periodo estival, se han visto sometidas a un agotamiento aún mayor por la falta de profesionales y por las malas condiciones laborales que padecen.

Esto sucede en todos los ámbitos asistenciales, desde Atención Primaria y Atención Especializada a Servicios Sociales y los centros dependientes de la Diputación Provincial, mientras que siguen faltando profesionales que puedan cubrir todas las necesidades que existen. De los 150 titulados en Enfermería que se gradúan cada año en la provincia, sólo se queda una veintena de ellos a trabajar en León, mientras el resto decide dirigirse a otros destinos y comunidades autónomas porque ofrecen mejores condiciones laborales que las que encuentran en la provincia de León.

Las enfermeras de la provincia están agotadas tras un año y medio de pandemia en la que han estado sometidas, y siguen estándolo, a una enorme presión asistencial, y el periodo estival, lejos de haber supuesto un momento de alivio, este no se ha producido por la falta de efectivos suficientes, llevándolas a una mayor sobrecarga asistencial. 

SATSE León recuerda que hay estudios recientes que señalan un aumento de un 23% en los infartos que sufren los profesionales que trabajan a turnos, algo que afecta directamente a una profesión como la de las enfermeras y enfermeros, que desarrollan su trabajo en estas condiciones y suman a ellas el trabajo nocturno, lo que supone también aumentar los riesgos para su salud.

SATSE León también incide en que si la asistencia en los servicios sanitarios y sociosanitarios ha salido adelante no ha sido porque estuvieran bien dotados de recursos enfermeros sino por el enorme sobreesfuerzo que han realizado estas profesionales, con plantillas insuficientes y asumiendo el trabajo de compañeros que no eran sustituidos.

A juicio del Sindicato de Enfermería en León, las administraciones deben valoran ese esfuerzo titánico de las enfermeras porque la Enfermería es una profesión que está en primera línea de la asistencia y es un pilar fundamental de la misma y porque deben cuidar a los que cuidan.

SATSE León hace un llamamiento a no perpetuar esta situación en el tiempo. Si ya es difícilmente sostenible, un ahondamiento en la precariedad de las condiciones que sufren las enfermeras no puede llevar sino a un deterioro de una asistencia que hasta estos momentos ha sido muy bien valorada.

SATSE lleva años denunciando las malas condiciones laborales que padecen las enfermeras y no puede ser que la situación se repita año tras año, verano tras verano, sin que los responsables sanitarios y sociosanitarios adopten medidas que solucionen estos problemas, que no solo afectan a las enfermeras y enfermeros, sino también a la población en general.