SATSE Ávila denuncia que el deterioro de la atención primaria está llegando a límites insostenibles

15 junio 2022
Imagen de archivo

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Ávila critica la inexistencia de soluciones por parte de la Gerencia de Atención Primaria a la falta de profesionales para cubrir las ausencias de las enfermeras que trabajan en los centros de salud de la capital y provincia. 

A pesar de que cada año se gradúan cerca de 100 enfermeras en las universidades abulenses, solo un pequeño porcentaje se queda a trabajar en el Complejo Asistencial y prácticamente ninguno en la Gerencia de Atención Primaria de Ávila, lo que conlleva que no se puedan sustituir las ausencias del personal de plantilla con lo que esto supone, tanto para las propias enfermeras de los equipos como para la asistencia sanitaria.

Los responsables del Sindicato de Enfermería en Ávila consideran que “algo no se está haciendo bien, que no debería haber tanta falta de candidatos para contratar en nuestra provincia, en la cual muchos graduados se quedarían si se les ofertaran contratos dignos”. “Sin embargo, cada año se vienen repitiendo los mismos errores”, de manera que este año, de las casi 40 enfermeras y enfermeros que se han graduado en la Universidad de Salamanca se ha contratado a 10 en el Complejo Asistencial y ninguno en la Gerencia de Atención Primaria. 

En SATSE Ávila consideran que la experiencia de años anteriores, en los cuales no se consiguió atraer a los enfermeros recién graduados, debería haber servido para que la Gerencia se planteara hacer cosas diferentes, adoptar nuevas medidas. “Sin embargo, esto no ha ocurrido: se siguen ofertando contratos de corta duración, en algunos casos de días sueltos, contratos que se inician a mediados e incluso finales de julio o contratos de lunes a viernes en los que no se les da de alta ni se les retribuye en fin de semana”, según aseguran los representantes sindicales de SATSE. “Y lógicamente los enfermeros recién graduados optan por irse a otros servicios de salud en los que les ofrecen mejores contratos, contratos dignos, donde les tratan mejor”, añaden desde el Sindicato de Enfermería.

La falta de enfermeras para sustituir las ausencias por vacaciones, bajas u otros permisos obliga a que las enfermeras del equipo de atención primaria tengan que adaptar sus turnos de vacaciones a esta circunstancia y tengan que llevar a cabo su trabajo y el de sus compañeras ausentes. Esto genera una sobrecarga de trabajo que no pueden asumir.

“Si a esta falta de contrataciones de enfermeras, le sumamos la gravísima y alarmante situación generada por la falta de médicos en muchos centros de salud de nuestra provincia, tenemos serios motivos para preocuparnos por el deterioro de la asistencia sanitaria” continúan diciendo los responsables de SATSE.

También preocupan las consecuencias que para la salud física y mental de las enfermeras pueda tener la presión a la que se ven sometidas cada día al tener que trabajar en estas circunstancias. No debemos olvidar el enorme cansancio y estrés acumulados por las enfermeras durante los dos años y medio que llevamos de pandemia, donde la mayor carga asistencial ha recaído sobre ellas.  

SATSE Ávila considera que la solución pasa por hacer una previsión adecuada de las necesidades de sustitución y ofrecer contratos más atractivos que los actuales a las enfermeras de la bolsa de empleo. En este momento, especialmente complicado para la atención primaria, es prioritario llevar a cabo la planificación de las sustituciones con la mayor anticipación para intentar asegurar la contratación de sustitutos con el fin de que la dotación final de los equipos no se vea mermada y sea la necesaria para cubrir con seguridad la atención sanitaria que se presta a la población.