SATSE Valladolid denuncia informaciones contradictorias que tienen los sanitarios del Doctor Villacián ante el traslado del centro

16 noviembre 2017

Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León denuncia públicamente la incertidumbre y el malestar que están generando en el personal de enfermería que trabaja en el Centro Asistencial Doctor Villacián de Valladolid las informaciones contradictorias que está recibiendo sobre cuál será la ubicación de este servicio cuando el 31 de diciembre de 2017 finalice el contrato de alquiler que Sacyl tiene en ese centro.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

En esa fecha finaliza el contrato de alquiler del edificio (que pertenece a la Diputación Provincial) que ocupa el centro dedicado a la rehabilitación de pacientes con enfermedad mental y que es atendido por personal sanitario dependiente del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid. Además, el pasado mes de julio se firmó una alianza estratégica entre el Hospital Río Hortega de Valladolid, el Complejo Asistencial de Zamora y la Unidad de Gestión Clínica (UGC) de Salud Mental del Área de Salud de Zamora.

Ante esto, las enfermeras del Doctor Villacián están recibiendo informaciones contradictorias desde Sacyl y Manuel Franco, el director de la UGC de Zamora y coordinador de la citada alianza de Salud Mental de Valladolid y Zamora. Por un lado, a la Junta de Personal del Área Oeste de Valladolid (al que pertenece el Río Hortega) se le informa de que a partir del 15 de diciembre, la actividad del Doctor Villacián se va a desarrollar en el Número 6 de la Plaza Elíptica de Valladolid. Pero por otro, Manuel Franco comunicó ayer 14 de noviembre a los profesionales que esa nueva ubicación va a funcionar como un piso de transición comunitaria (PTC) y no se va a prestar la asistencia que hasta ahora se desarrollaba en el Doctor Villacián.

Los trabajadores sanitarios tienen su estructura física y funcional en este último centro asistencial (que ahora desaparece) para poder organizar y desempeñar las funciones propias de su categoría profesional, pero cuando le han preguntado a Manuel Franco sobre cuál va a ser su nuevo espacio físico de trabajo, éste les ha contestado que “el que ellos quieran”. Mientras, la Dirección del Río Hortega les ha informado de un nuevo turno de trabajo que incluye guardias de presencia física que deberán realizarse en una localización concreta y adaptada para ello.

Todo ello supone una enorme desinformación para los trabajadores, que no saben cuál va a ser su destino laboral inmediato, ni las condiciones ni el lugar físico donde van a desempeñar su trabajo, lo que están generando malestar e incertidumbre entre ellos.

SATSE recuerda que se lanzó esa alianza estratégica con el propósito de convertirse en un modelo de excelencia en el trabajo, “pero mal empezamos si la atención que van a recibir los pacientes no se sabe dónde se va a valorar, a planificar, ejecutar y evaluar por parte del equipo de profesionales sanitarios que van a atender a esos pacientes”, sostiene SATSE Valladolid.

SATSE también quiere recordar que en julio de 2017 ya denunció la transformación, encubierta y al margen del personal, del Servicio de Salud Mental del Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid en una Unidad de Gestión Clínica, realizada a través de la alianza estratégica que este servicio del Área Oeste de Salud de Valladolid ha firmado con el de Salud Mental de Zamora.

Salud Mental de Zamora fue una de las dos primeras unidades de gestión clínica de la Comunidad, pero este Servicio en el Hospital Río Hortega no lo era. Tras la alianza, el jefe de servicio de la unidad de gestión clínica de Salud Mental de Zamora, Manuel Franco, ha pasado a ser también el jefe del servicio homólogo en el Río Hortega de Valladolid.

Esta alianza se llevó a cabo el verano pasado sin información alguna a los profesionales de Salud Mental del Río Hortega, pese a que implica cambios en el nuevo modelo de trabajo, y a esto se suman los cambios que va a suponer el traslado a la nueva ubicación.

Las unidades de gestión clínica se plantearon desde la Consejería de Sanidad como una nueva forma de gestión de los servicios sanitarios que, como principal reclamo, llevaba aparejada una mayor participación de los profesionales sanitarios en los mismos, algo que con esta alianza, y en el caso de los profesionales afectados en el Río Hortega, ha brillado por su ausencia: ni se les comunicó nada al respecto, ni conocían los objetivos que se habían marcado para la misma, ni el desarrollo posterior que tendrá.

Ahora, de nuevo se juega con los intereses de los profesionales y de los ciudadanos al implementar una medida de tal calado sin ninguna transparencia y de forma oscurantista, tratándose como se trata de un modelo de asistencia, el de Salud Mental en Zamora, que el Sindicato de Enfermería ya ha criticado porque reduce las camas de pacientes agudos en el hospital y deriva a dichos pacientes a pisos tutelados dependientes de la Fundación Intras.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email