SATSE considera insuficiente el refuerzo de enfermeras que plantea Sacyl para Atención Primaria en verano

11 julio 2017

Pretender que con 75 contratos de sanitarios (solo una parte de ellos son de enfermeras) se van cubrir las 38.104 jornadas de vacaciones que generan las 1.732 enfermeras de Primaria es reconocer que se deteriorará la asistencia y se aumentarán los accidentes laborales de este personal por el aumento de la sobrecarga de trabajo.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León considera claramente insuficiente para cubrir la asistencia en verano y un engaño para la población el anuncio de la Gerencia Regional de Salud de que va a desplegar a su plantilla de área de Primaria y a contratar a 76 sanitarios porque eso no va a garantizar que se cubran las necesidades asistenciales de los centros de salud.

 

En Castilla y León hay 1.293 enfermeras trabajando en Atención Primaria, que generan 28.446 jornadas de vacaciones (22 días cada uno) y hay 439 enfermeras de área, que generan a su vez 9.658 jornadas de vacaciones que equivalen a 72.435 horas de guardia que ellos no van a realizar y que tendrán que ser cubiertas por otros profesionales.

 

Hay enfermeras de área que ya están haciendo más de 300 horas de trabajo mensuales, es decir, que realizan jornadas semanales de 80 horas, por lo que la cifra que Sacyl da para cubrir el verano es irrisoria si de verdad se quieren cubrir las necesidades de asistencia que existen.

 

Además, parece querer transmitirse a la población que van a entrar nuevos profesionales sanitarios para cubrir esas necesidades, cuando lo que la medida implica es que es el personal fijo de plantilla que ya trabaja a lo largo del año en los centros y que también tiene vacaciones en estos meses el que tiene que afrontar esta medida que ahora difunde Sacyl.

 

Una asistencia deteriorada y más accidentes laborales

 

Ese personal es claramente insuficiente porque no se cubren las jornadas que habría que hacer para cubrir la asistencia por las vacaciones, lo que al final incide negativamente en la asistencia sanitaria, que se deteriorará porque será cada día un profesional diferente el que atienda a un paciente, y en la presión asistencial que tendrán que asumir profesionales sanitarios como los de enfermería. Estos estarán más expuestos a accidentes laborales, en los desplazamientos por motivos de su trabajo y a un mayor estrés.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email