SATSE Burgos denuncia eliminación de descansos a las enfermeras del Hospital de Miranda

18 diciembre 2020

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Burgos denuncia la presión asistencial y la sobrecarga a que se está sometiendo a las enfermeras del Hospital Santiago Apóstol de Miranda de Ebro, a las que se les están eliminando días de descanso para poder garantizar la cobertura sanitaria por el elevado número de profesionales que se encuentran de baja por Covid-19.

El Hospital ha afrontado recientemente dos brotes de SARS-CoV2 en las plantas Q1 y Q2 (plantas que no ingresaban pacientes Covid, una quirúrgica y otra para pacientes oncológicos y de Medicina Interna), por lo que el centro hospitalario tiene actualmente a 46 profesionales de baja, de los cuales, 25 son enfermeras, una cifra muy elevada para las dimensiones y plantilla de este centro hospitalario.

Debido a estas bajas, el resto de profesionales enfermeras están siendo sometidas a una enorme presión asistencial para poder sacar adelante la asistencia y, para ello, se les están anulando días de descanso. Si salen de un turno rotatorio en el que han hecho dos mañanas, dos tardes y dos noches, cuando salen de esa última noche ya tienen una llamada telefónica para incorporarse al trabajo al día siguiente.

SATSE Burgos recuerda que estos descansos son más necesarios que nunca para estas profesionales, que vienen de una primera ola de la pandemia en la que han estado al límite y en la que han realizado un sobreesfuerzo enorme para garantizar la asistencia en unas condiciones muy duras, y que están en una segunda ola con dos brotes en el hospital y con muchas compañeras y compañeros de baja, lo que les ha llevado a estar al 200% de trabajo.

Ahora, la previsión de ingresos es muy grande si se produce una tercera ola y temen que esto impacte aún más en la asistencia y en su carga de trabajo. Por ello, SATSE Burgos considera que puede tratarse de una situación puntual, pero también que los responsables de Sacyl deben tomar medidas antes de que ese volumen de trabajo aumente para no llevar aún más al límite a estas profesionales enfermeras/os.

Las enfermeras y enfermeros del Hospital mirandés están muy agotados, han pasado por situaciones durísimas desde marzo, que las han sometido a un tremendo estrés que está haciendo mella en su salud, como alerta SATSE Burgos.

Por ello, el Sindicato de Enfermería también exige medidas que palíen esta situación porque de otro modo, además, esto acabará perjudicando a la calidad de la asistencia que se puede ofrecer en el Hospital Santiago Apóstol.

SATSE Burgos se queja también de que la Dirección de Enfermería del Hospital obvia las llamadas de este Sindicato para tratar de encontrar una solución que palíe la carga de trabajo de estas enfermeras y esas anulaciones de descansos, lo que no contribuye precisamente a hallar una salida que no perjudique aún más a las enfermeras.

Asimismo, SATSE Burgos ha exigido que los profesionales sanitarios dispongan de mascarillas con un nivel de protección adecuado en base a la evidencia científica que ha indicado que la Covid-19 se transmite también por aerosoles.

El Ministerio de Sanidad actualizó el 12 de noviembre de 2020 su documento “Información científica-técnica Enfermedad por coronavirus, Covid-19” y este documento actualizado recoge que “que existen evidencias científicas consistentes que permiten afirmar que la transmisión del virus SARS-CoV-2 por aerosoles debe considerarse una vía de transmisión adicional a las ya reconocidas con anterioridad (contacto con secreciones respiratorias, fómites)” y que “estos aerosoles podrían impactar y depositarse en las conjuntivas y la mucosa del tracto respiratorio superior, como ser inhalados llegando a cualquier tramo del tracto respiratorio”.

Esta actualización está refrendada por el “Informe científico sobre vías de transmisión SARS-CoV-2”, elaborado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), firmado por nueve investigadores de reputado prestigio científico y avalado por 116 referencias bibliográficas de los últimos estudios y publicaciones científicas a nivel mundial sobre la trasmisión del SARS-CoV-2.

En base a estos documentos, SATSE Burgos afirma que los responsables del Hospital de Miranda deben proporcionar a profesionales sanitarios como las enfermeras/os la protección adecuada (mascarillas FFp2 y, en su caso, FFp3) frente a los aerosoles generados en los espacios de trabajo sanitario y cuando se realicen procedimientos asistenciales en los que se puedan generar bioaerosoles en concentraciones elevadas.