La Inspección de Trabajo obliga a Sacyl a dotar a las enfermeras de Primaria de León de equipos de protección individual

15 junio 2017

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social de León ha dado la razón al Sindicato de Enfermería, SATSE, de León en su reclamación a Sacyl de que dote a las enfermeras de Atención Primaria del Área de León de equipos de protección individual y ropa de trabajo de que deben disponer para realizar su jornada de forma segura fuera de los centros sanitarios y le da un plazo de 60 días a la Gerencia de Atención Primaria de León para que  esas equipaciones les sean entregadas a los sanitarios.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email

Ante la nula respuesta de Sacyl, SATSE denunció ante la Inspección de Trabajo y en los medios de comunicación a principios del pasado mes de abril que la Gerencia de Atención Primaria no estaba dotando al personal sanitario que efectuaba atención continuada en los centros de salud de equipos de protección individual y de seguridad para la asistencia domiciliaria, atención de urgencias, etc.: ropa, chaquetones con bandas reflectantes, botas de seguridad, etc.

La Inspección de Trabajo constata en su resolución que contactó con la gerente de Atención Primaria de León y que esta le manifestó que al no existir partida presupuestaria para efectuar la compra de ese material se dio traslado a los Servicios Centrales para que se efectuase la gestión desde la Consejería de Sanidad quien corroboró esa información dada por la gerente de Primaria manifestando  a Trabajo que ya se había efectuado el pedido centralizado, instando esta inspección a la gerente de Atención Primaria para que en el plazo de 60 días haga entrega al personal que realiza atención continuada en los centros de salud de León de las equipaciones (equipos de protección individual y ropa de trabajo) necesarios para el desarrollo de sus funciones.

Desde la aprobación de la Ley de Medidas en 2012 en Castilla y León, Sacyl no dota a los profesionales enfermeros de la ropa necesaria para realizar sus salidas para asistencia domiciliaria, acudir a urgencias como un accidente de tráfico, etc., pero desde el reciente concurso de traslados, de 2016, las enfermeras que se han incorporado a los centros de salud, al carecer de esta ropa, deben realizar su trabajo con la suya propia.

Para SATSE, es incomprensible que Sacyl ponga en peligro a sus profesionales, cuando estas dotaciones de material deben estar previstas en cada ejercicio económico.

  • Facebook
  • Twitter
  • google+
  • linkedin
  • email