“Estamos desaprovechando el gran potencial de las enfermeras y fisioterapeutas para empoderar a las personas con discapacidad”

03 diciembre 2018
 El miedo, los prejuicios y la falta de derechos son las mayores discapacidades

El Sindicato de Enfermería coincide con la ONU en la necesidad de “no dejar a nadie atrás”, y por ello, ha insistido en la importancia de contar con más profesionales de Enfermería y Fisioterapia para mejorar su calidad de vida. 

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha destacado que nuestro país está desaprovechando el gran potencial que tienen la Enfermería y Fisioterapia a la hora de “empoderar” a las personas con discapacidad debido a la falta de profesionales suficientes en los distintos servicios públicos de salud.

Con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, el 3 de diciembre, SATSE ha querido sumarse a la campaña de sensibilización social impulsada desde las Naciones Unidas, que este año se desarrolla bajo el lema “empoderar a las personas con discapacidad y garantizar la integración e igualdad”. La ONU busca su desarrollo inclusivo e igualitario dentro de la sociedad y, de esta manera, cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible.

Desde la organización sindical se recuerda que la labor de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas es fundamental para mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad física, psíquica o intelectual, siendo decisivo su trabajo a la hora de dar respuesta a sus distintas necesidades de atención y cuidados.  

En lo que respecta a las personas con una discapacidad física, SATSE ha subrayado la labor del fisioterapeuta a la hora de ayudar a desarrollar las capacidades físicas y motoras de las personas con discapacidad con el objetivo de favorecer su integración social y la igualdad de oportunidades. Estos profesionales se centran en las actividades de la vida diaria, facilitando la conservación y la mejora de sus aptitudes funcionales, psicológicas y psicomotrices, apunta.

Asimismo, SATSE ha incidido en que las enfermeras y enfermeros tienen una importancia capital en la pronta detección e intervención, y han de participar en la promoción de la salud, en la prevención de la enfermedad y en la docencia y asesoramiento sobre programas para las personas con discapacidad y su familia.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería coincide con la ONU en la necesidad de “no dejar a nadie atrás”, y por ello, ha insistido en la importancia de contar con más profesionales de Enfermería y Fisioterapia en nuestro país para poder desarrollar las funciones y labores que permitan una mejor atención y cuidados tendentes a una mejora de la calidad de vida de todas las personas con cualquier tipo de discapacidad.

“La realidad es que múltiples programas y actuaciones tendentes a una mayor inclusión de las personas con discapacidad se han visto afectados por los recortes realizados desde las distintas administraciones sanitarias públicas a lo largo de los últimos años, de ahí la necesidad de que se aumenten los recursos humanos y materiales en todos los servicios de salud”, concluyen desde SATSE.