El plan de humanización de Sacyl llegará a Valladolid mientras sus enfermeras trabajan en condiciones infrahumanas

12 noviembre 2020

SATSE denuncia que el frío, la lluvia y la niebla acompañan a las enfermeras de los servicios de Urgencias de los hospitales de la capital vallisoletana durante sus duras jornadas laborales.

El Sindicato de Enfermería, SATSE en Valladolid, ha mostrado hoy su estupor ante la reciente noticia de que Sacyl va a instalar en los próximos días carpas climatizadas para evitar así que los usuarios esperen a la intemperie en los centros de salud. Y es que, mientras Sacyl se jacta de humanizar las esperas, las enfermeras de los servicios de Urgencias de los dos principales hospitales de la ciudad pasan mañanas, tardes y noches trabajando en las ya famosas “carpas" en las que sufren las inclemencias del tiempo, con frío, lluvia y niebla.

SATSE Valladolid se congratula de que se mejoren los servicios a los usuarios y de que éstos no se vean obligados a esperar en la calle, pero no entiende que no se mejoren las condiciones de trabajo del personal de Urgencias, en concreto del triaje, que debido a la crisis sanitaria, ha de realizarse en una zona externa, previa al paso de los pacientes al hospital.

En el mes de marzo, los servicios de Urgencias se vieron obligados a realizar un esfuerzo hercúleo en un tiempo récord, creando nuevos espacios donde atender a los pacientes. Estas estructuras se montaron como algo temporal, ya que entonces no se sospechaba que el virus había venido para quedarse. Pero han pasado ya meses desde entonces, meses en los que la enfermería ha tenido que soportar el calor abrasador del verano, las lluvias del otoño y, como se temen desde el Sindicato de Enfermería, el frío invernal.

Las “carpas” no garantizan unas condiciones de trabajo dignas para el personal de Urgencias, ya que no están si acondicionadas ni climatizadas, permitiendo de esta manera el paso del calor, el frío y la lluvia. Por si fuera poco, la ropa de trabajo de las enfermeras no ha sido adaptada para trabajar en la calle, viéndose obligadas a hacer uso de su propia ropa térmica.

Lo que no se entiende, desde el punto de vista de SATSE, es que se haya llegado al mes de noviembre sin solucionar este problema, ya que desde este sindicato se ha transmitido a las distintas gerencias cuál era la situación real de las enfermeras y se ha insistido en que, una vez pasada la primera ola y conociendo ya la permanencia de la pandemia, había que buscar una alternativa a las famosas "carpas".

El Sindicato de Enfermería SATSE advierte que la situación es crítica en la provincia ante la falta de enfermeros en las bolsas de empleo y ahora, más que nunca, SACYL debe CUIDAR DE QUIEN NOS CUIDA.